domingo, 15 de marzo de 2015

Palencia

"Es todo cima tu extensión redonda 
y en ti me siento al cielo levantado, 
aire de cumbre es el que se respira 
aquí, en tus páramos". 

Miguel de Unamuno


Hay ciudades en España que parece que no existieran...Sabemos que están ahí, pero, de momento, se resisten a ser visitadas, tal vez por falta de promoción del turismo,o porque somos muy pocos los que disfrutamos de los lugares que no están al uso y que se encuentran alejados de los circuitos turísticos convencionales.

Una de estas ciudades es Palencia.

Ni muy grande, ni muy pequeña, representa la típica capital de provincias, con su bulliciosa calle Mayor que concentra numerosos establecimientos comerciales, pastelerías y aunque parezca extraño, muy pocos bares.
La vida de esta localidad,  como ya hemos comentado, posee esas peculiaridades que caracterizan la vida en sitios pequeños: gran animación durante la mañana, gente paseando, de compras, puestos callejeros... para una vez llegada la hora de la comida, pasar a la tranquilidad más absoluta. Véase la Calle Mayor durante esta pausa.

Calle Mayor
"La gorda"

Soportales.

Otro rincón de la ciudad

La catedral es llamada popularmente La bella desconocida. Fue el primer monumento del municipio de Palencia. En ella, podemos admirar una antigua cripta que data de tiempos de los visigodos.

Catedral. Vista general.

Catedral. Vista de la torre.

Pórtico.


Interior de la catedral.
Cripta.

Palencia  puede ser visitada perfectamente en una mañana, con tiempo más que de sobra si nos centramos en sus monumentos más importantes, y omitiendo una visita más profunda y detenida. Eso fue lo que nosotros hicimos, aunque nos quedamos con ganas de ir al Cerro del Otero a contemplar la impresionante escultura de grandes proporciones realizada por Victorio Macho, que representa a Cristo con los brazos semiabiertos en actitud de “ceñir” la ciudad y que guarda cierta semejanza con el Cristo de Corcovado en Río de Janeiro.


Diputación provincial, edificio modernista con elementos neoclásicos y neorrenacentistas y con influencias neobarrocas.

Plaza Inmaculada

Puentes sobre el río Carrión
Canal de Castilla a su paso por la capital.

No hay que dejar de visitar las distintas iglesias ubicadas en el casco urbano, de gran interés artístico y arquitectónico.

Iglesia de la Soledad.
Iglesia de San Miguel.
Convento de San Pablo.
Detalle de la Iglesia de San Lázaro.

Nos gustaría repetir la visita, pero ya no centrada en la ciudad, sino en la provincia, y disfrutar de sus paisajes, pueblos y de su románico que, aunque parezca extraño, está en su mayor parte por descubrir.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada